jueves, 30 de julio de 2009

Nacimiento del Pingüino Emperador


La mayoría de los pingüinos suelen poner dos huevos; la hembra del Emperador pone sólo uno. La energía que deben invertir los Emperadores en la ovulación, puesta y cría, suponen un gasto excesivo, por lo que mantener una prole superior resultaría una práctica inviable.
La puesta se realiza en mayo o junio, de esa forma aprovechan el corto verano que vendrá para que los polluelos alcancen la madurez.

Las hembras ponen un único huevo y van a alimentarse al mar regresando a las colonias a las 7 u 8 semanas de la puesta para relevar al macho y vigilar la rotura del cascarón.
El único huevo es incubado por los machos, quien no nidifica sino que cuida el huevo apoyándolo sobre sus patas para que no toque el hielo y protegiéndolo con su plumaje ventral inferior, al mismo tiempo se arremolinan entre ellos formando un círculo para guardar el calor; hay que señalar que la incubación se produce durante los largos meses del frío invierno, con temperaturas que a menudo sobrepasan los 40º bajo cero; en el centro del grupo la temperatura puede llegar a ser tan alta como 20º C. Si el huevo se rompe antes de que la hembra vuelva para relevarlo, el macho puede alimentar el polluelo recién nacido con pequeñas cantidades de secreciones almacenadas, que contienen grasa y proteínas.

1 comentario: